CUIDAR NUESTRO PLANETA ES ALGO QUE NOS INCUMBE

Cuidar el planeta en el que vivimos no es tan difícil, y todos podemos colaborar para hacer de él un lugar más limpio donde la convivencia sea más fácil.

Nunca antes me había imaginado escribiendo esto, pero hemos llegado a un punto en el que me veo obligada a aportar mi granito de arena a este desordenado mundo en el que vivimos.

¿Cuántas veces has oído hablar a alguien sobre la contaminación mundial? Seguro que más de una. ¿Y eso de que el aire que respiramos no es puro? ¿Que la Tierra sufre un calentamiento global desde hace unos años? Ajá, sí, veo que ya vas cayendo. Estarás entonces de acuerdo conmigo en que esto es un problema que nos concierne a todos, y con todos me refiero a nosotros, el ser humano. ¡Vale, vale!  Tómatelo con calma, que yo sé que tú haces todo lo posible por evitar esta catástrofe. Sé que siempre que puedes reciclas, y que jamás dejas nada tirado por el suelo de la calle. Que reutilizas todo lo que tienes y te encanta hacer manualidades con trastos viejos, aunque la mayoría los donas o regalas. Que jamás compras nada que no necesitas realmente, y siempre te paras a pensar sobre el origen de los productos que consumes. No sueles usar pilas y solo tienes los electrodomésticos esenciales en tu casa. Que desconectas todos los aparatos de la red antes de irte a dormir y que usas bombillas LED en vez de las tradicionales, puesto que duran mucho más… ¡Espera! ¿Tal vez he aventurado demasiado?

Sé que ni tú ni nadie sigue todos esos consejos al pie de la letra, ni muchos otros que no he anotado, pero no es eso lo que te estoy pidiendo. Y no actúes como si esto no fuera contigo; no seas como la mayoría. Tú bien sabes que este tema no te provoca demasiado entusiasmo. Y aunque no lo reconozcas, cuando piensas en ello, un pequeño malestar, por muy minúsculo que sea, se apodera de ti. Piensas: “¡oh, vaya lástima! A ver si todo este rollo desaparece pronto, o los veranos se van a convertir en una verdadera tortura”. Entonces te olvidas. Y hablo de ti, igual que hablo del resto de la gente. ¿Por qué no te planteas seguir alguno de los consejos anteriores? Tal vez informarte sobre el tema, seguir las iniciativas que te gusten, colaborar un poco con el mundo. ¡No! ¡Para! ¡No pienses eso! Cada uno debe aportar algo de su parte, y solo tus actos no van a resolver el problema; pero todo lo que hagas dejará una huella, por pequeña que sea, en el restablecimiento de nuestro planeta. Juntos podemos hacer un gran cambio, pero para eso necesitamos la colaboración de todos y cada uno de nosotros.

No te lo tomes como un deber hacia el mundo, sino como un deber hacia tu persona. Porque aunque no lo parezca, estos pequeños actos caritativos son los que limpian tu conciencia y te ayudan a madurar poco a poco. Sí, he dicho madurar. No tardarás en darte cuenta de que la Tierra es un hogar común que todos compartimos y que debemos cuidar, y no hacer esto es un acto egoísta y desconsiderado hacia el resto de personas con las que convives.

Yo simplemente te pido dos cosas, y el resto deberá surgir de tu propia iniciativa: recicla y evita ensuciar. Las dos son sencillas y completamente accesibles para todo el mundo. Y si puede ser, no solo te pido que las cumplas tú sino que las promuevas entre tus familiares, amigos y conocidos. O incluso siempre está bien, aunque sea alguien a quien no conoces de nada, llamarle la atención cuando ha lanzado algo al suelo y posteriormente no lo ha recogido. (Ver: experimento social por RickyEdit) Así pues, espero con toda mi alma y mi corazón que esto haya tenido algún efecto sobre ti y que tal vez escuches mis palabras.

Como siempre, ¡gracias por todo y te espero en mi siguiente post!

ESCRITO POR ALEJANDRA UBIETA

2 comments on “CUIDAR NUESTRO PLANETA ES ALGO QUE NOS INCUMBEAdd yours →

Deja un comentario