En el país de la nuble blanca | Sarah Lark

Viajan rumbo a Nueva Zelanda con la intención de contraer matrimonio con dos desconocidos, Helen y Gwyneira son dos inglesas de clases opuestas sin conocimiento apenas del lugar a donde van dirigidas, pero emocionadas y ansiosas por la experiencia. Sin embargo, nada resulta ser como ellas esperan, y deberán hacer frente a los cambios que esto supone e iniciar una nueva vida. EN EL PAÍS DE LA NUBE BLANCA es el primer libro de una trilogía que recorre la existencia de dos familias enfrentadas desde sus raíces, llena de amor, infortunios y desengaños que enfrentan a los protagonistas a situaciones que le pondrán al lector los pelos de punta.

Éste es el ejemplar perfecto de libro capaz de dar nombre al género romántico. En lo que a mí respecta, el romance no es posible sin la presencia de una serie de factores que lo condicionan.

El primero, sin lugar a dudas, es el lenguaje empleado para explicarnos la historia. Es necesario que cada palabra esté en su sitio, con tal de transmitir con exactitud lo preciso y que se ajuste, por supuesto, a la época en la que se sitúa. En lo que a esto se refiere aprobamos a la autora, que por muy bien ambientado que esté un libro en un cierto lugar y tiempo, no es justo compararlo con los de otro que ha vivido en los dichos. Pero cabe remarcar, sin embargo, que no tendremos la misma sensación que tuvimos leyendo a las hermanas Brontë o a Dumas, nacidos todos en el siglo XIX. No obstante, eso era de esperar.

Algo indispensable que se requiere de toda novela romántica son las circunstancias adversas a los protagonistas, porque ¿dónde está el interés en un desenlace feliz si no hay drama de por medio? Y te puedo asegurar que el libro no da a abasto. Todos los contratiempos que les ocurren a los personajes, seguidos siempre, claro está, de otras numerosas y favorables casualidades, se entremezclan como hilos formando un gran embrollo que hasta las últimas páginas no se dispone a desligarse. Todavía no soy capaz de decidir si querría para mí la suerte de los protagonistas.

En el país de la nube blanca
Christiane Gohl -Sarah Lark- en la firma de libros de Sant Jordi 2017 (Barcelona)

Por supuesto, en una buena historia es necesario un buen escenario que dé vigor a los hechos. Y qué mejor que la isla recién colonizada, desconocida por completo para la mayoría de occitanos, de Nueva Zelanda. Christiane Gohl, que trabajando como periodista descubrió este lugar tan insólito, nos traslada de un sitio a otro del país mostrándonos su atmósfera salvaje, llena de gentes tan poco civilizadas en comparación con los habitantes ingleses del momento. Desde luego yo, si me decido por visitar esta isla, no necesitaré un guía.

Unos personajes muy cercanos a lo memorable son el golpe final de la autora para dar en el clavo. Las actitudes de cada uno de ellos frente a la vida y lo que transmiten de generación en generación no pueden más que crear en el lector añoranza y bienestar. Todos se unen entre sí amándose u odiándose y forman una cadena de relaciones entre ellos que perdura durante años.

Después de este pequeño análisis, creo posible afirmar con veracidad que esta novela romántica es esencial para todo aquel amante del género, una historia enrevesada y apasionante idónea para mantener a cualquiera despierto hasta altas horas de la noche.

Valoración sobre 5: ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Reseña Outlander

0 comments on “En el país de la nuble blanca | Sarah LarkAdd yours →

Deja un comentario