Los tres mosqueteros | Alejandro Dumas

Si hay algo que puedo permitirme en este blog es la honestidad, de modo que cuando digo que Los tres mosqueteros, a mi parecer, ha sido de lo más monótono que he leído en los últimos años, es porque he tardado en leerlo tres meses. De todos modos, el único sentimiento que pude hallar en mí una vez terminado fue un profundo alivio.

Varios eran los motivos que me inducían a adentrarme en esta lectura. El primero y más importante era la curiosidad por saber qué historia se escondía detrás de estos misteriosos personajes, tan mencionados y tan poco profundizados. De hecho, poca más cosa conocía excepto el lugar de la acción, Francia, y esa frase tan típica: “todos para uno, y uno para todos”. El segundo motivo era la esperanza de encontrarme con una novela tan entretenida como lo fue la otra del autor, El Conde de Montecristo. El tercero era la buena fama del libro.

Estos motivos me acompañaron durante toda la lectura como un incentivo para seguir leyendo, no porque esperara una mejora en el contenido, puesto que ya capté con facilidad el rumbo que tomaba la historia, sino porque quería poder tomar mis propias conclusiones respecto a la novela.

Entiendo la fama adquirida por el libro. Tiene una trama compleja más o menos basada en hechos reales, con pasajes muy bien ambientados y documentados, y la consigue alargar seiscientas páginas (a pesar de que parecen muchas más) sin que se note un hueco vacío de información. Sin embargo, nada en ella me ha llamado suficientemente la atención como para mantenerme expectante mientras leía. Una vez acostumbrada a ese rollo de Francia en el siglo XVII, no logré encontrar nada original en lo que quedaba de libro.

He notado un cambio abrupto en la calidad de la prosa de Dumas respecto a El Conde de Montecristo. Tal vez sea porque este último fue escrito juntamente a Auguste Maquet, o porque mi experiencia como lectora haya incrementado desde que leí el otro libro, y como consecuencia, me haya parecido una prosa más sencilla. Algo que sí me ha sacado de quicio en muchos momentos ha sido las continuas aclaraciones del autor para justificar la acción de los personajes. Que si “su reacción fue tal porque en esa época esto era tal tal tal…” Me daba la sensación de que se estaba defendiendo de críticas, inexistentes, anticipándolas.

En fin, espero haber extraído unas pocas ideas claras de esta reseña, y si no, al menos me he quedado yo a gusto. ¡Adiéu!

Vikingos | Sinopsis y reseña de la serie

0 comments on “Los tres mosqueteros | Alejandro DumasAdd yours →

Deja un comentario