MEGHALAYA, un estado feminista

tegtgeMeghalaya es un pequeño estado en el nordeste de la India, con una superficie de unos 22.000 km² y una población que se acerca a los dos millones y medio de habitantes. La capital, llamada Shillong, se encuentra al este del estado. Lo que diferencia a este estado de los demás estados de India, es un hecho muy curioso y escaso en el mundo, y es que es un lugar prácticamente libre de machismo y, en muchos sectores, ginecocrático*.

Sí es cierto que en muchos territorios, pese a que la autoridad de las mujeres predomina en algunos aspectos importantes de la vida privada o pública, la relación entre hombres y mujeres es más bien pacífica y colaborativa, con el objetivo de alcanzar el bien común y no de competir un sexo con el otro. Pero la verdad es que en una gran parte del estado, las propiedades y los nombres de las familias son adoptados de madres a hijas. La hija más joven hereda las riquezas familiares, aceptando a cambio el deber de cuidar de sus padres a medida que éstos envejecen. Incluso en situaciones donde no hay ninguna hija, la familia debe elegir a una niña para que actúe como la guardiana de sus propiedades en vez de cederlas a su propio hijo.

kfkLos hombres tienen muy poca palabra en asuntos domésticos. Cuando se casan, deben mudarse a la casa de su mujer y someterse a sus reglas. Incluso a la hora de hacer negocios, los hombres están en desventaja, pues su falta de propiedades les supone el no tener garantías para sus préstamos. A causa de esta importancia de las mujeres en la sociedad, las familias suelen priorizar la educación de sus hijas por encima de la de sus hijos, hasta el punto en que la mayoría de las graduadas en la universidad tienen hermanos que nunca terminaron sus estudios de secundaria. A menudo los hombres no tienen mucho que hacer durante el día, y muy pocas responsabilidades a las que atender.

bgbgfMás de una vez han protestado los hombres contra esta sociedad, formando rebeliones. Cincuenta años atrás, un movimiento que abarcaba los derechos de los hombres emergió de la nada,  pero tuvo que disiparse de la misma manera al encontrarse con cientos de mujeres blandiendo cuchillos en una de sus reuniones. Recientemente se formó otra revolución parecida a ésta liderada por Keith Pariat, de sesenta años de edad. ‘No queremos rebajar el poder de las mujeres’ es lo que dice, ‘sólo queremos alzar a los hombres hasta donde ellas están’.

Sinceramente, saber que existen sociedades así, por mal que parezca, me alivia un poco. Me alivia saber que la mujer ha logrado alzarse a la misma altura que el hombre e incluso aun más alto, en alguna región del mundo, por pequeña que sea. Me hace mantener la esperanza de que una sociedad completamente igualitaria para los dos sexos es posible, y aquí hay una prueba. Obviamente, no estoy de acuerdo con ellas, al igual que no estoy de acuerdo con las regiones en las que los hombres mantienen autoridad sobre las mujeres, pero hallo una sensación reconfortante que me dice que poco a poco, todas las sociedad llegarán a ser igualitarias en todos sus sentidos.

Ginecocrático*. Es sinónimo del término erróneo matriarcal, que proviene del cruce de las palabras matriarca y patriarca.

ESCRITO POR ALEJANDRA

RELACIONADO: Niña llama ‘boludas’ a las Princesas Disney

…………………….

 Recuerda que si tienes dudas, quejas, comentarios, aportaciones o puntualizaciones de cualquier tipo, estaré encantada de responderte a todos tus comentarios (para dejar un comentario NO debes crearte una cuenta). Si te ha gustado este post o quieres comentar algo sobre él, también puedes dejarlo abajo. De nuevo, ¡gracias por todo!

4 comments on “MEGHALAYA, un estado feministaAdd yours →

  1. Hola Alejandra.
    Me ha gustado la entrada, sirve para ponerme en el otro lado y sentir lo que podéis sentir las mujeres en un mundo machista como el nuestro.
    Magüi sin duda mujeres al poder :=))
    ¿Alejandra hay alguna forma de hacerme seguidor de tu blog? ¿Qué me llegue un aviso cuando publicas algo nuevo?
    Me parece estupendo, enhorabuena.

  2. Hola Alejandra, l’ article és molt interessant, però no hem d’ oblidar que durants molts anya estem lluitant per les ifualtats en drets i deures entre home i dona, com a essers humans sense distinció de génere i en aquesta societat Meghalaya estem anant a l’ altre extrem, crec que tot necessita un equilibri.

    Segueix així crack!!

Deja un comentario